Nuestro Blog

El camino hacia la sustentabilidad: ¿qué acciones se están realizando en nuestra empresa?

Alba en los Andes nació con el propósito de ser una empresa de triple impacto y muy comprometida con el medio ambiente. El cuidado de todos los recursos naturales y humanos es uno de los pilares fundamentales con los que se construyeron nuestras bases. Por eso, nuestra misión es siempre trabajar en el estándar más alto posible en tres niveles: seguridad e higiene, buenas prácticas agrícolas y certificación orgánica. 

El recurso humano es de vital importancia para lograr el equilibrio en nuestro plan ambiental. En ese sentido, una de las acciones que realizamos es la  capacitación sobre Seguridad e Higiene a toda persona que realiza una labor en la finca. 

Desde Alba en los Andes nos centramos en que las condiciones de trabajo de nuestros equipos sean seguras.

“Cuando arrancamos con el proyecto de Alba en Los Andes, nos enfocamos en lograr “condiciones laborales seguras” para nuestros equipos de trabajo”, admite Marcelo Canatella, nuestro Ingeniero Agrónomo. “Convocamos a un especialista que se enfoca en la prevención de accidentes. Esto implica trabajar diariamente en prevención, incorporando hábitos de trabajo que analizan cada tarea y sus riesgos previo a ejecutarla”.

Certificación BPA

Respecto al segundo nivel, las buenas prácticas agrícolas, ya las realizamos, pero siempre hay espacio para seguir evolucionando. “Estamos trabajando en la certificación de BPA (Buenas Prácticas Agrícolas), proceso que nos llevará alrededor de un año. Esto implica adoptar una forma de trabajar orientada a proteger el medio ambiente, los trabajadores y la fruta que elaboramos”, revela Marcelo, y añade que ”se trata de analizar y registrar cada práctica (riegos, fertilizaciones, aplicación de productos fitosanitarios, cosecha) y confeccionar un “procedimiento de trabajo” que será auditado internamente y también por alguien externo. La idea es que cada tarea tenga una justificación de por qué se realizó, la manera en que se realizó, los elementos que empleamos, los residuos que generamos, etcétera”. 

El cuidado de todos los recursos naturales y humanos es uno de los pilares fundamentales con los que se construyeron nuestras bases.

Implementación de nuevas tecnologías

Para potenciar el trabajo que ya venimos realizando, hace unos meses implementamos tecnologías innovadoras en la finca para trabajar sobre el suelo y las plantas. Los Environmental Balance Device (EBD) para suelos y cultivos son dispositivos que aumentan las concentraciones de partículas positivas en proporción a la cantidad de partículas negativas acumuladas restaurando el equilibrio ecológico. Con sensores geofísicos multifrecuencia capaces de medir la conductividad eléctrica del suelo (CE) a diferentes profundidades realizamos el monitoreo y evolución de los factores físico-químicos. La CE se relaciona con las propiedades del suelo que afectan a la productividad de los cultivos, incluyendo la textura, las condiciones de drenaje, el nivel de materia orgánica, la salinidad y características del subsuelo.

Como primera etapa del proceso, ya instalamos dispositivos en cuatro hectáreas que nos darán una visión de cómo se encuentra el suelo y nos permitirá potenciar la producción. A su vez, los EBD modifican la frecuencia atómica del oxígeno y generan microorganismos que trabajan sobre la maleza y reducen a cero el uso de productos químicos. 

El Agua

Otro punto fundamental para el cuidado ambiental es el manejo del agua, más en una provincia como Mendoza que es un gran desierto. En la finca optamos por utilizar el riego por goteo, por motivos de producción y ambientales, siendo la forma más eficiente de regar sin desperdiciar el recurso. A partir de octubre, tenemos la intención de colocar los EBD water pack para mejorar su calidad también ¿Por qué? Las aguas de Mendoza tienen mucha mineralización, siendo aguas duras, pero con estos dispositivos podremos reducir esos niveles y llegar al viñedo con mayor calidad de las aguas.

En Alba en los Andes se realiza la práctica de riego por goteo.

Si se consiguen los resultados esperados, se avanzará con la implementación de dispositivos para suelos y cultivos en mayor cantidad de hectáreas en la finca hasta llegar a lo que queremos: ser 100% orgánicos.

“Esta forma de trabajo es muy linda, ya que sentimos que lo que estamos haciendo tiene un sentido y damos prioridad al cuidado del medio ambiente para las generaciones futuras”.

Ing. Agrónomo Marcelo Canatella

Desde nuestro lugar, ya nos estamos involucrando y accionando en pos de conseguir una finca 100% sustentable, porque creemos que el presente y futuro de la industria así tiene que serlo, por el bien del ecosistema en todas sus dimensiones y nuestro planeta.

Scroll to top